Gaza, ¿más guerra o más genocidio?

Ban exhortó a un alto el fuego inmediato en Gaza*


29 de diciembre, 2008 El Secretario General de la ONU exhortó a israelíes y palestinos a declarar un alto el fuego inmediato en Gaza, y expresó consternación por los efectos que esta escalada de violencia tendrá en los niños, que constituyen más de la mitad de la población. En rueda de prensa, Ban Ki-moon instó a las partes a poner fin a la retórica instigadora y a tomar todas las medidas posibles para evitar que se produzcan más víctimas civiles.

Por otra parte, opinó que los aliados internacionales y regionales no han hecho lo suficiente para restaurar la calma y fomentar un diálogo político en el Oriente Medio que ponga énfasis en la resolución pacífica de las diferencias.

En ese sentido, hizo un llamamiento a los ministros de Relaciones Exteriores árabes, que tienen previsto celebrar una reunión de emergencia.

“Los urjo a actuar expeditamente y decididamente para ponerle fin a este impasse. Al mismo tiempo otros líderes mundiales deben sumarse a los esfuerzos por apoyar una solución a largo plazo a este asunto”, dijo el Secretario General.

Añadió que durante los últimos días ha sostenido conversaciones con prominentes figuras políticas de la región, incluidos el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para subrayarles la necesidad imperiosa de restaurar la calma en la región.

Por otra parte, reiteró su llamamiento a Israel a abrir los cruces a la Franja de Gaza para el acceso de los suministros humanitarios que precisa tan desesperadamente la población palestina.

---------------------------------------------
* Fuente: Naciones Unidas (Noticia)

Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia

Nada justifica la violencia

Para alcanzar una victoria, no acepto el más mínimo acto de violencia... A pesar de mi simpatia y admiración por la nobleza de algunas causas, estoy completamente en contra de que se las defienda por métodos violentos. En consecuencia, no existe ningún acuerdo posible entre la escuela de la violencia y mis concepciones.

La primera condición de la no violencia es la justicia expandida a todo territorio de la vida. Quizas es esperar demasiado de la naturaleza humana. Sin embargo, no creo que sea así. Nadie debería dogmatizar sobre la capacidad de la naturaleza humana para la degradación o la exaltación.

La historia enseña que nos vemos agobiados por los males que sufren los vencidos cuando son oprimidos brutalmente, aun con las mejores intenciones, cuando se encuentran bajo el fardo de la miseria.

A la dignidad humana se la preserva mejor no mediante el desarrollo de la capacidad para manejar la destrucción, sino por el rehusarse a la represalia. Es posible entrenar a millones en las oscuras artes de la violencia, lo cual viene a ser la ley de la bestia. Resulta más factible capacitarlos en las artes claras de la no violencia, que es la ley del hombre regenerado.[Párrafos extraidos de Mahatma Gandhi, Reflexiones sobre la no violencia, pág. 4]

Descargar Mahatma Gandhi, Reflexiones sobre la no violencia, desde la página formarse (click me)

Ahora bien, con respecto a la marcha "comenzará en Nueva Zelanda el 2 de octubre de 2009, aniversario del nacimiento de Gandhi y declarado por las Naciones Unidas ""Dia Internacional de la No-Violencia"". Finalizará en la cordellera de Los Andes (Punta de Vacas, Aconcagua, Argentina) el 2 de enero de 2010. Durará 90 días, tres largos mese de viaje. Pasará por todos los climas y estaciones, desde el verano tórrido de zonas tropicales y desiertos hasta el invierno siberiano".

Más información en (Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia)

¿Por qué aumenta de la violencia en los jovenes?



CEPAL, Panorama social de América Latina 2008, (leer)

Capítulo IV: Agenda social. Violencia juvenil y familiar en América Latina. Enfoques desde la inclusión. (leer)

En la agenda mediática, en los últimos congresos, y en las políticas recientes, se observa una creciente preocupación por lo que sucede con los jóvenes "delincuentes". Por eso y aceptando que el problema deviene de causas estructurales del sistema político, recomiendo leer el trabajo realizado por CEPAL, que fue recientemente publicado y que abarca bien el tema.

Algunas citas interesantes:

(...)

Investigadores y analistas coinciden en señalar que los comportamientos juveniles violentos son consecuencia de procesos estructurales vinculados a la persistencia de la pobreza y del esempleo. Diversos estudios destacan que para los hombres jóvenes, las frustraciones vinculadas al desempleo llevan a la enfermedad, al aumento de la violencia en pandillas juveniles, al conflicto interpersonal y a la violencia doméstica. Para el caso de las mujeres, el desempleo conllevaría a una mayor dependencia económica de los hombres, lo que puede acarrear aumento de la violencia contra la mujer (Moser, 1999). La exclusión social que experimenta cotidianamente el joven desempleado, en un contexto de propuestas masivas de consumo, da cuenta de una dimensión estructural de violencia que afecta a los jóvenes en el plano económico. Parece existir cierto consenso en que el joven devuelve como violencia social lo que recibe como violencia estructural (De Roux, 1993). [Pág. 2]

(...)

También se consideran formas simbólicas de violencia los contenidos en los medios de comunicación que nutren de imágenes estereotipadas o discriminatorias hacia algunos sectores juveniles, y en las cuales los jóvenes no se reconocen. La producción audiovisual que opera como vector eficaz del manejo sensacionalista y exagerado de hechos violentos, constituye una forma solapada de violencia que contribuye a su tolerancia y su legitimación, o bien al estigma juvenil en que la violencia termina siendo parte de una profecía autocumplida.[Pág. 3]

(...)

Problemas de violencia juvenil

País: Argentina

Primero en importancia: Marginalidad y falta de expectativas
Segundo en importancia: Ausencia de proyectos individuales y sociales, drogadicción
Tercero en importancia: Ausencia de parámetros y modelos, desempleo [Datos, cuadro, Pág. 8]

(...)

Ya a fines de la década de los ochenta del siglo pasado las investigaciones empíricas daban cuenta de la proliferación de pandillas violentas de adolescentes y jóvenes urbanos en ciudades como Guayaquil y Ciudad de México, (Rodríguez, 1996). En Brasil, las investigaciones coinciden en que la mayoría de los jóvenes implicados en asesinatos, sea como víctimas o como agresores, son varones, negros, mulatos y pobres, con edades entre los 15 y los 17 años. En general, suelen residir en las periferias y favelas de los centros urbanos y estar desvinculados del sistema escolar (Willadino Braga, 2003), lo que ratifica una hipótesis ampliamente difundida en la literatura, a saber, que la desafiliación institucional (jóvenes que no estudian ni trabajan) están más expuestos a involucrarse en hechos de violencia, sea como artífices o como víctimas.[Pág. 9]

(...)

Los gobiernos de Honduras y El Salvador han respondido a las pandillas con estrategias represivas de mano dura y leyes que ilegalizan la pertenencia a una pandilla. Estas medidas han forzado a las pandillas a la clandestinidad y como consecuencia, se han vuelo más organizadas. Entretanto, las prisiones han constituido un lugar para el aumento de la cohesión de las pandillas. En general, estas estrategias de “mano dura” no han logrado disminuir el creciente nivel de violencia ni el número de homicidios en esos países (WOLA, 2006). [Pág. 10]

Violencia en la cancha de football



El exceso de violencia es peligroso, no sabes cuando se va rebelar el oprimido.

Firmar la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En la página Every Human Has Rights después de hacer referencia a que el año 2008 es el 60 aniversario de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nos invitan a subscribir la misma. Es llamativo que un particular pueda firmar una declaración pensada para limitar a los Estados, pero hoy en día asumir un rol en defensa de los Derechos Humanos es necesario desde el ámbito en que se lo mire. Por eso, parece que acercar a las personas la declaración y su mensaje, tiende a interiorizar una forma de entender la realidad, que además de ser moral, es jurídica, y que por lo tanto debe respetarse.

Sería interesante que tanto los jueces, fiscales, abogados defensores, funcionarios públicos en general como los ciudadanos argentinos en particular, la leyeran y la firmaran para recordar en un 2009 que se viene difícil para la defensa de los Derechos Humanos, cuáles son los compromisos asumidos internacionalmente por la República Argentina.

Por eso, los invito a leer la Declaración y a firmarla.


He decidido suscribir esta declaración porque:

Quiero asumir la responsabilidad de cumplir con los objetivos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en mi vida cotidiana y en mi comunidad.

Me esforzaré por expresar mi apoyo respecto a la protección de la libertad y los derechos de los demás en mi comunidad.

Suscribo el principio siguiente:

“ Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”

Considero que Todos los seres humanos tenemos derechos.

Francisco N. Ferrón

S. and Marper v. The United Kingdom

El 04 de diciembre del corriente año la Corte Europea de Derechos Humanos se pronunció sobre los registros de ADN. Como parece que la misma no está orientada a los países de habla hispana, sólo puede leerse en ingles o francés (leer S. and Marpe v. The United Kingdom en ingles)

Cuando tenga más tiempo traduciré el fallo completo o intentaré (si es que no existe un alma caritativa que lo haga antes), pero mientras tanto dejo la traducción de la "Decision of the Court" en "The Press release issued by the Registrar in the case of S. and Marper v. the United Kingdom" by Adrien Raif-Meyer, Tracey Turner-Tretz and Sania Ivedi que pueden leerse completos en ingles (leer) o en francés (leer). Tengo el ingles bastante oxidado, por lo tanto se hace lo que se puede. Hay palabras que son técnicas, y además, es la transcripción de un juicio oral y público.

Corte europea de Derechos Humanos

Comunicado de prensa emitido por el Secretario
Magnifica Cámara de juicios

(...)


La Corte concluyó unánimemente que,

* Ha existido una violación al artículo 8 (derecho al respeto de la privacidad y vida familiar) de la Convención Europea de Derechos Humanos;

* No era necesario examinar separadamente la demanda bajo el artículo 14 (prohibición de discriminación) de la Convención.


I. Hechos

Los actores, S. y Michael Marper, son ambos de nacionalidad británica, nacidos en 1989 y 1963 respectivamente. Viven en Sheffield, Reino Unido.

El caso fue (se trató) sobre la retención (conservación) por las autoridades de las huellas digitales de los actores (solicitantes), muestras celulares y perfiles de ADN, después de que los procesos judiciales contra ellos habían sido terminados por absolución y discontinuado respectivamente.

El 19 de enero de 2001 S. fue detenido y acusado por tentativa de robo. Tenía once (11) años de edad. Fueron tomadas sus huellas digitales y muestras de ADN. Fue absuelto el 14 de junio del 2001. Sr. Marper fue detenido el 13 de marzo del 2001 y acusado por hostigamiento a su pareja. Fueron tomadas sus huellas digitales y muestras de ADN. El 14 de junio del 2001 el caso fue formalmente abandonado porque él y su pareja se habían reconciliado.

Una vez que los procesos terminaron, ambos solicitaron que destruyeran sus huellas digitales, muestras de ADN y los datos personales, pero no obtuvieron éxito. La información había sido almacenada basándose en una ley que autorizaba su retención (conservación) sin límite de tiempo.


II. Procedencia y composición de la Corte.

(..........)


III. Sumario del juicio.


Demanda (solicitud)


Los actores demandaron fundándose en los Artículo 8 y 14 de la Convención, por la retención (conservación) que hizo la autoridad de sus huellas digitales, muestras celulares y datos personales de ADN después de haber sido absueltos.


Decisión de la Corte

Artículo 8

La Corte observó que las muestras celulares contenían mucha información sensible sobre un individuo, incluyendo información sobre su salud. Además, las muestras contenían un código genético único de gran importancia tanto para el individuo afectado como para sus parientes. Considerando la naturaleza y la cantidad de información personal contenida en las muestras celulares, su retención (retention, conservación) per se tuvo que ser considerada como una interferencia (o una afectación) al derecho a que se respete las vidas privadas de los individuos.

Según la opinión de la Corte, la capacidad de los perfiles de ADN de (to, para) proporcionar el medio para (to, de o para) identificar relaciones genéticas entre individuos, era en sí misma suficiente para concluir que su retención (retention, conservación) interfirió (o afectó) el derecho a la vida privada de aquellos individuos (o de las personas). La posibilidad creada por los perfiles de ADN para (o de) sacar deducciones (drawing inferences) sobre el origen étnico hizo su retención (retention, conservación) aún más sensible y susceptible de afectar el derecho a la vida privada.

La Corte concluyó que la retención (conservación) tanto de muestras celulares como de perfiles de ADN equivale a una interferencia (o afectación) al derecho de los solicitantes (requirentes, actores) de que se respete sus vidas privadas, dentro del significado del Artículo 8 § 1 de la Convención.

Las huellas digitales de los peticionantes (solicitantes, actores) fueron tomadas en el contexto de (durante) procedimientos judiciales y posteriormente registradas en una base de datos de escala nacional con el objetivo de ser guardados permanentemente y con regularidad procesados por el(los) medio(s) automatizado(s) para objetivos de identificación criminal. Se aceptó que, debido a la información que ellas contienen, la retención (conservación) de muestras celulares y de los perfiles de ADN tiene (orig. had, tuvo) un mayor impacto (o afectación) sobre la vida privada que la retención (conservación, registración) de huellas digitales. Sin embargo, la Corte consideró que las huellas digitales contienen información única sobre el individuo y su retención (conservación) sin su consentimiento no puede ser considerada como algo neutral o insignificante. La retención (conservación) de huellas digitales puede así mismo dar lugar a preocupaciones importantes en cuestiones la vida privada (conflictos) (intereses) y en consecuencia constituyó una interferencia (afectación) al derecho de que se (le) respete la vida privada.

La Corte observó que, bajo la sección 64 del 1948 Act, las huellas digitales o muestras tomadas de una persona conectada (o en conexión) con la investigación de una infracción (offence, ofensa, delito) podían ser conservadas (retenidas) después de que se hubieran (hubiesen) realizado los objetivos para los cuales fueron tomados. La retención (conservación) de la huella digital de los peticionantes (solicitantes, actores), la(s) muestra(s) biológica(s) y los perfiles de ADN consecuentemente tenían una clara base (se basaban) en la ley interna (domestic law) o ley nacional.

Al mismo tiempo, la Sección 64 era mucho menos exacta (precisa) en cuanto a las condiciones (attached to, adheridas), a las disposiciones para el almacenaje, y (sobre) el uso de esta información personal.

La Corte reiteró que, en este contexto, era esencial tener reglas claras, detalladas, gobernando el alcance y el uso de las medidas, al igual que garantías (safeguards) mínimas. Sin embargo, en su análisis y conclusiones en cuanto a si la interferencia (afectación) era necesaria en una sociedad democrática, la Corte no encontró necesario decidir si la expresión de la sección 64 obtuvo " la calidad de ley " (validez) exigida dentro del significado de Artículo 8 § 2 de la Convención.

La Corte aceptó que la retención (conservación) de huella(s) digital(es) y la información de ADN, persiguió un objetivo legítimo, a saber, la detección, y por lo tanto, la prevención del crimen.

La Corte observó que las huellas digitales, perfiles de ADN y muestras celulares constituyen datos personales dentro del significado del Consejo de Europa de la Convención de 1981 (Convención del Consejo europeo) para la protección de los individuos con respeto al tratamiento automático de datos personales.

La Corte indicó que las leyes locales (internas, nacionales) tuvieron que proporcionar (permitir, posibilitar) garantías apropiadas para prevenir cualquiera de esos usos de (sobre) los datos personales ya que podría ser incoherente con (contradecir) las garantías del Artículo 8 de la Convención. La Corte añadió que la necesidad de tales garantías era mayor cuando la protección de los datos personales automáticamente afectados al tratamiento estaban en juego, (y, pero) no menor cuando tales datos fueron usados para objetivos de policía.

Los intereses de los individuos y de la comunidad sobre la protección de datos personales, incluyendo la huella digital y la información de ADN, podrían ser (orig. could be outweighed by the legitimate interest) mayores que el legítimo interés de la prevención del crimen (de los delitos) (la Corte hace referencia al Art. 9 de la Convención de Protección de Datos). Sin embargo, el carácter intrínsecamente privado de esta información requirió que la Corte ejerciera un cuidadoso examen de cualquier medida Estatal que autorice la retención (conservación) y el empleo por las autoridades sin el consentimiento de la persona involucrada.

La cuestión a ser considerada por la Corte era si era necesaria en una sociedad democrática la retención (conservación) de la(s) huella(s) digital(es) y los datos de ADN de los peticionantes (solicitantes, actores), como personas que habían sido sospechadas (acusadas, imputadas), pero no condenadas por los delitos.

La Corte tomó (tuvo) en consideración los principios receptados en los instrumentos del Consejo de Europa, la ley y la práctica de otros Estados parte, de acuerdo a los cuales la(s) retención(es) de los datos tenían que (debían) ser proporcional(es) en relación al propósito de la colección y (además de) ser limitada en el tiempo. Estos principios han sido aplicados coherentemente (sistemáticamente, consistentemente) por los Estados parte en el ámbito policial, de acuerdo a (con) la Convención de Protección de Datos 1981 y las subsiguientes recomendaciones dadas por el Comité de Ministros del Consejo de Europa.

En cuanto a, más precisamente, las muestras celulares, la mayoría de los Estados parte permitieron que sean tomadas en procedimientos judiciales sólo de individuos sospechados de haber cometido infracciones (ofensas, delitos) de una cierta gravedad mínima (orig. certain minimum gravity, de una cierta mínima gravedad). La gran mayoría de los Estados parte en que funcionan bases de datos de ADN, muestras y perfiles de ADN derivados de aquellas muestras, fueron intimados para que sean quitadas o destruidas inmediatamente o dentro de un cierto tiempo limitado después de la absolución o del sobreseimiento. Algunos Estados parte permitieron un número limitado de excepciones a este principio.

La Corte notó (observó) que Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte aparentaron ser las únicas jurisdicciones dentro del Consejo de Europa que permiten la retención (conservación) indefinida de huella(s) digital(es) y de material(es) de ADN de cualquier persona y de cualquier edad, sospechada de las infracción(es) (delito/s) registrable(es).

Esto vislumbró (observó) que la protección del Artículo 8 de la Convención sería inaceptablemente debilitada si al emplearse las técnicas científicas modernas en el (los) sistema(s) de justicia criminal(es) estos se permitieran bajo cualquier costo y sin un cuidado equilibrio entra las ventajas potenciales del empleo extensivo de tales técnicas y los intereses de la vida privada. Cualquier Estado asumiendo un rol de pionero en el desarrollo de nuevas tecnologías soportó (cargó) la responsabilidad especial de desestabilizar (strike, golpe) el adecuando equilibrio en el asunto.

La Corte fue asombrada (struck, golpeada) (se asombró) por la naturaleza general e indistinta del poder de retención (conservación) en Inglaterra y Gales. En particular, estos podían ser conservados independientemente de la edad, de la naturaleza o de la gravedad de la infracción (delito) por la cual el individuo era sospechado; la retención (conservación) no estaba limitada en el tiempo; y ahí (allí, allá) sólo existían posibilidades limitadas para un individuo absuelto de que retirara sus datos de la base nacional o (or, o/y) de que destruyan los materiales.

La Corte expresó una preocupación particular sobre el riesgo de la estigmatización, estimando desde el hecho (considerando) que personas en la posición de los aspirantes (actores), que no habían sido condenados de ninguna infracción (delito) y protegidos por la presunción de inocencia, fueron tratados de la misma manera que personas condenadas. Era cierto que la retención (conservación) de los datos privados de los aspirantes (actores) no podían ser comparados con las sospechas. Sin embargo, su percepción de que no estaban siendo tratados como inocentes fue aumentada por el hecho de que sus datos fueron conservados indefinidamente de la misma manera que los datos de las personas condenadas, mientras que los datos de los que nunca han sido sospechados de una ofensa eran requeridos para ser destruidos.

La Corte yendo más lejos consideró que la retención (conservación) de los datos de personas no condenadas podría ser sobre todo dañosa (o dañina) en el caso de menores como el primer peticionante (actor), considerando su situación especial y la importancia de su desarrollo e integración en la sociedad. Además consideraron que una atención particular tuvo que haber sido tenida (paid, pagada) para la protección de menores ante cualquier perjuicio que pudiera resultar de la retención (conservación) por las autoridades de sus datos privados después de absueltos de un delito.

Para concluir la Corte encontró que la naturaleza general e indistinta de los poderes de retención (conservación) de las huellas digitales, muestras celulares y los perfiles de ADN de personas sospechadas pero no condenadas por infracciones (ofensas), como fue aplicado en el caso de los peticionantes (solicitantes, actores) presentes, falló (erró) al intentar encontrar un equilibrio justo entre los intereses públicos e intereses privados, y que el Estado acusado sobrepasó en cuanto a esto cualquier margen aceptable de apreciación. En consecuencia la retención (conservación) en cuestión constituyó una desproporcionada interferencia en el derecho de los peticionantes (solicitantes, actores) a que se respete su vida privada y que no pudo ser (no fue) respetado como es necesario en una sociedad democrática. La Corte concluyó unánimemente que en este caso hubo una violación del Artículo 8.

Artículo 14 en conjunto con el artículo 8

A la luz del razonamiento up supra que condujo a la conclusión bajo el Artículo 8, la Corte consideró unánimemente que no era necesario examinar separadamente la demanda bajo el Artículo 14.

-------------------------------------------------------------------------------

Toda traducción es una interpretación. No guarda exacta literalidad con el original pero intenta transmitir lo que se pronunció.

¿Presunciones contra hominem?

El reciente fallo plenario "Díaz Bessone" de la Cámara Nacional de Casación Penal, en el cual se analiza si las presunciones de los artículos 316 y 319 del CPPN son iure et de iure o iuris tantum, demuestra que la legislación argentina luego de la incorporación de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, no se condice con la "nueva" normativa incorporada en 1994.

Las presunciones de dichos artículos -sean iure et de iure o iuris tantum- crean una inversión de la presunción de inocencia hacia una presunción de culpabilidad, además de aceptarse -legalmente- presunciones en contra del principio pro hominem.

Todas estas presunciones que no hacen más que demostrar el corte inquisitivo del CPPN, chocan con los postulados de la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos en cuanto desnaturalizan el principio de inocencia y de la interpretación pro hominen que debe hacerse del conjunto normativo. Principios fundamentales de nuestra organización política.

En principio el onus probandi se encuentra en cabeza del Estado, quien debe demostrar que la persona sometida a proceso intentará evadir la justicia o entorpecerá las investigaciones. Pruebas que deben ser serias y completas, y aunque sea prácticamente imposible demostrarlo, son los riegos que debe asumir el Estado por intentar hacer futurología.

De todas formas, debe entenderse que estos artículos enumeran indicios que deben tener en cuentas los jueces, y que no pueden ser tenidos como presunciones porque contradecirían el principio de inocencia. Por eso y en base a que las normas deben ser interpretadas de una forma armónica que intente mantener la vigencia de todas, debe aceptarse que son simplemente indicios, directivas a tener en cuenta por el juez al momento de determinar si corresponde mantener la prisión preventiva.

Por otra lado, la prisión cautelar sólo puede ser utilizada para evitar los peligros procesales, nunca para inocuizar la supuesta -presunción contra hominem- peligrosidad del imputado. Si el sujeto es peligroso o no, es una cuestión que escapa al análisis de la necesidad de la cautela. Además la peligrosidad del sujeto se encuentra deslegitimada por el ordenamiento jurídico que sólo permite aplicar sanciones por actos u omisiones, no por personalidades. Y en el caso de aplicar una cautela por la supuesta peligrosidad, nos estaríamos enfrentando con una contradicción del principio de inocencia. Suponiendo que el sujeto es peligroso, presumimos su culpabilidad.

Ahora bien, ¿puede nuestro Código Procesal Penal Nacional incorporar presunciones contra hominem? Parece que no, chocaría contra la filosofía de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, que tienden a proteger a la persona con presunciones a su favor, no en su contra. Por eso es que reitero, los artículos 316 y 319 CPPN deben ser entendidos como simple indicios, nunca como presunciones.

¿Censura en Alemania?

Según nos cuenta Marta Salazar en Politicos de izquierda hacen bloquear wikipedia.de, en Alemania se suspendió el acceso al dominio directo de Wikipedia de Alemania, aunque pueden entrar indirectamente -porque prohibir en internet no es fácil-. Si entramos en wikipedia.de vamos a leer la explicación y que Wikipedia .Inc apeló la resolución judicial.

Ahora bien, no se por qué esto me hace acordar a CONTRA LA CENSURA DE SERVINI QUE CUBRIA, de AB. Que en el fondo es lo mismo, es una violación al art. 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. O sea, hoy en día están violándoles sus derechos a todos los alemanes como hace unos días nos lo hacían a nosotros.

Lo más llamativo, es que no son casos aislados. Porque si uno investiga un poquito va a ver p. ej. en la imagen de arriba, que en varios países se censura. Por cuestiones políticas o ideologícas. También se censura a investigadores o revisionistas, como es en el caso de Holowiz, reflexiones y revisiones sobre el holocausto judio donde se lo cerraron.

Estos temas deberían importar, porque a cualquiera le puede tocar que lo censuren. Y en la era de la información, en donde el traspaso de los saberes a distintas partes del mundo, nos enriquece, la información tiene muchísimo valor y poder trasmitirla es lo que nos hace libres a su acceso. Es decir, las ideas están protegidas jurídicamente, y la idea sin la posibilidad de extereorización no sirve de nada. El pensamiento necesita trascender, es una necesidad "biológica" de la idea como "un ser" o "deber ser".

No por nada el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Y en igual sentido nuestro artículo 14 de la CN "Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos ... publicar sus ideas por la prensa sin censura previa ... de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.

No son buenas señales las violaciones a los Derechos Humanos. Esperemos que esto cambie, aunque no es nada nuevo y en Argentina también pasa, es más me ha pasado de intentar entrar en páginas y que me diga, ese dominio no está permitido para su zona (Argentina). No hay que dejar que pisoteen nuestros derechos.

Niños en conflicto con la ley

(...) E. Detención de niños*

54. La reforma constitucional de 1994 otorgó jerarquía constitucional a la Convención sobre los Derechos del Niño. Sin embargo, sus disposiciones no han sido debidamente trasladadas a la legislación interna. El Grupo de Trabajo recibió denuncias del arresto y detención de niños por debajo de la edad de responsabilidad penal, incluso de niños de nueve años. En algunas comisarías que visitó encontró niños detenidos al lado de mayores, la mayoría "niños de la calle" y mendigos. Algunos, ante la necesidad de ayudar económicamente a sus familias, se convirtieron en pequeños traficantes de drogas o pequeños contrabandistas. Otros devinieron miembros de bandas infantiles o juveniles y en ese contexto cometieron hurtos, robos y asaltos.
Este es un creciente problema social en el país. Debe tenerse en cuenta que los niños son
especialmente vulnerables, no tienen capacidad de respuesta ni de protesta. La delegación pudo
visitar institutos de menores donde se mantiene a niños en detención de manera contraria a las
obligaciones internacionales asumidas por la Argentina. Pudo observar niños desnutridos, si no
hambrientos, con graves carencias de vestimenta y calzado, enfermos de sarna, impedidos de ver
la luz del día y de respirar aire libre durante meses.
"Este duro tratamiento infligido a los niños
produce efectos totalmente contraproducentes. En lugar de contribuir a su re-educación, genera
en ellos mayor violencia. Algunos son entrenados por mayores en la comisión de actos
delictivos. Los institutos de menores visitados se convierten así en auténticas escuelas de
delincuencia".
55. Particularmente dramática es la situación en la provincia de Mendoza. El Grupo de
Trabajo fue informado que la policía de la provincia suele detener a "niños de la calle" y a niños
mendigos en el centro de la ciudad y trasladarlos a la Comisaría Tercera y no a establecimientos
de menores. Las autoridades provinciales informaron a la delegación que no se trata de
detenciones, sino de aprehensiones, efectuadas en virtud de los artículos 16, inciso 6), y 122 de
la Ley 6354. En las comisarías se inician actuaciones sumariales y se genera un expediente
judicial. Los ingresos de los niños son registrados como antecedentes. El juez sólo interviene
a posteriori. En otra provincia la delegación fue informada que no se trata de detenciones sino
del simple retiro o recojo de los niños de la vía pública.

56. En opinión del Grupo de Trabajo el problema principal es que ni la en la legislación, ni en
la práctica se realiza la necesaria distinción entre las diferentes categorías de niños en problema.
Se detiene a niños que han violado la ley pero también a niños totalmente inocentes, por razones
de protección. La delegación conoció el caso de un niño arrestado por la presunta comisión de
un delito, que fue declarado inocente por el juez; sin embargo, fue enviado a un centro de
detención para asegurar su protección. Así, en las comisarías e institutos de menores visitados se
pudo comprobar la convivencia de niños con problemas con la ley con niños en necesidad de
protección, con niños en situación de riesgo y con niños mendigos. Ninguno de los menores
entrevistados en el COSE de Mendoza había sido alguna vez escuchado por el juez, según
declaración unánime. Debe atenderse a las diferentes particularidades de cada caso y a las
diferentes necesidades educacionales de cada niño. El Grupo de Trabajo no necesita insistir en
el daño que se está haciendo con estas prácticas a la integridad física y psíquica de los que
constituyen el futuro del país. (...)

(...) 62. Si bien el Grupo es consciente que la inseguridad ciudadana es un problema de
preocupación principal en el país, el descuido y la desatención de los derechos de los detenidos
no constituyen un medio efectivo para luchar contra ese problema, sino que, al contrario, lo
agrava. (...)

(...) 73. "Particular atención debe prestarse al cumplimiento de la Convención sobre los
Derechos del Niño en lo relativo a la práctica de arresto y detención de menores. Debe respetarse lo establecido por los instrumentos internacionales respecto a la edad mínima de responsabilidad penal. Debe revisarse la práctica de detener niños en razón de su supuesta protección, de detener niños mendigos, de detener "niños de la calle", y erradicarse su envío a comisarías de policía. El poder judicial debe ser invitado a revisar la actuación de los jueces que mantienen niños en detención durante meses sin haberles escuchado. El poder ejecutivo debe revisar la situación de los niños en los institutos de menores. Debe distinguirse el tratamiento reservado a los niños en conflicto con la ley con aquél reservado a los menores en situación de riesgo o en situación irregular y el reservado a los niños que sufren carencias particulares, y sobretodo revisarse la necesidad y conveniencia de disponer la detención de dichos menores". (...)

* Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, 23 de diciembre de 2003. LOS DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS, EN PARTICULAR LAS CUESTIONES RELACIONADAS CON: LA TORTURA Y DE LA DETENCIÓN. Informe del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria. Visita a Argentina.
------------------------

La embestida ahora es contra los más indefensos y a quienes algunos intentan ayudar para un mejor porvenir. No a la cautividad de los NIÑOS.

Delito contra la libertad de prensa


El Art. 161 del código penal prescribe: "Sufrirá prisión de uno a seis meses, el que impidiere o estorbare la libre circulación de un libro o periódico".

Dentro de este tipo penal hay varios términos que habría que actualizar al siglo XXI, ya que la doctrina p. ej. Donna o Creus, al hablar del mismo expresan que tanto el libro como el periódico deben ser impresos para quedar protegidos por la norma penal. Pero hoy en día, el avance de los medios de comunicación y la digitalización del canal de la información, reclaman la protección de los libros o periódicos digitales.

Podríamos decir que el fin de la norma es el de evitar la censura previa en la publicación de las ideas, protegidas por el Art. 14 de la Constitución Nacional, yendo más allá de la libertad de prensa. Las ideas hoy son publicadas no sólo en papel, sino que a través de páginas webs, revistas digitales, mails, blogs, etc. Por eso y por ser la posibilidad de expresarlas el motor de toda democracia y de la evolución social, es de suma importancia su protección.

Con respecto al contenido de la información, es necesario mencionar que en 1906 se sancionaba publicar contenidos ilícitos, pero que posteriormente, en 1917, se eliminó lo referente a los contenidos ilícitos al observarse que ello podría acarrear censura previa. Lo que me lleva a dudar sobre la validez del Art. 3 de la ley 23.592 que pena a los que "realizaren propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma". Dejando en claro que personalmente no sostengo dichas ideas, pero si sostengo la libertad de publicarlas sin censura previa. Si la libertad de expresión se limitare a lo que el Estado determine como licito, desaparecería la posibilidad de generar nuevas ideas y se estaría censurando.

Por otro lado, estorbar o impedir la libre circulación de un libro o un periódico y los derechos de autor parecen colisionar. Por ejemplo, el cobro de un precio cierto en dinero para acceder a la información, impide la libre circulación, porque libre es sin obstaculizar. Aunque duela a las editoriales, es libre quien tiene los medios económicos para pagar el precio, los demás se ven impedidos. Pero en un sistema capitalista ¿qué podrían hacer para subsistir los editores si no es cobrar? La censura previa aparecería al vulnerarse el derecho de la sociedad a la información, a las ideas, a las creaciones intelectuales. Porque ¿qué sentido tendría publicar ideas si no pueden llegar a la población? ¿O acaso el acceso a la información es sólo para los que pueden pagarla?

Si observamos el tipo penal, es notoria la vaguedad del mismo, por lo tanto es necesario definir el alcance de la expresión "estorbar o impedir la libre circulación". El cual va a estar influenciado por la ideología de quien la defina, por ejemplo abarcando o no el cobro del acceso a la información como una forma de estorbar o impedirla, y por lo tanto como conducta delictiva. Pero entonces ¿qué pasaría con el derecho a trabajar y a ejercer toda industria licita? Licita sería siempre y cuando no contravenga una norma legal, como el artículo bajo análisis. Porque el comercio se encuentra limitado, no todo se puede comercializar, como p. ej. los estupefacientes, que están fuera del comercio. Pero las ideas ¿se pueden comercializar?

Los frutos del intelecto vienen condicionados en gran medida por el contexto historio, político, económico y cultural de la persona que piensa, toma datos, los analiza y los sintetiza. El razonamiento se encuentra estructurado sobre pilares dogmaticos heredados por las generaciones y que tienden a la evolución del ser humano. Una persona fuera de la sociedad, en estado naturalis no lograría superar la edad de piedra, pero la historia le da herramientas que lo ayudan a solucionar los nuevos conflictos y lo inician como un ser contemporáneo. Si nos olvidamos de esto, es fácil deducir que las ideas son de quien las tiene y concluir que forman parte de su propiedad y como tal comercializables. Sin embargo, si aceptamos que sin la sociedad la persona no hubiera podido realizar la idea, es difícil defender que sea propietario de la misma. La idea como propiedad privada choca con su naturaliza innata, que es la de trascender a través de la comunicación a la sociedad. Si limitamos trasmitir la información con un "derecho de paso", la estamos censurando, estamos estorbando o impidiendo la libre circulación.

En igual sentido, todo esto destruiría el comercio de las ideas, gran motor (¿u obstáculo?) de su evolución.

¿La clase de pena vincula al juez?


La pena como medio de reinserción de un individuo a la sociedad, se encuentra limitada por el código penal en cuatro formas, prisión, reclusión, multa e inhabilitación. A su vez cada conducta delictiva posee una sanción específica dentro de la norma que castiga la conducta. Esta pena o medida de reinserción obliga al juez a aplicarla, sin tener en cuenta realmente qué es lo que en realidad debería o le convendría hacer al sujeto que violó el comportamiento deseado o mejor dicho, que obró de acuerdo al comportamiento prescripto.

Gracias al principio de legalidad, el tipo debe describir acabadamente la conducta y la sanción, para que el sujeto conozca de antemano el proceder indeseado y su consecuencia y operen a su vez las teorías de la prevención general negativa y positiva, impidiéndole al poder judicial aplicar otra pena que sea más gravosa que la prescripta en la ley penal.

¿Pero si es una pena menos gravosa?

Doctrina autorizada viene sosteniendo que los mínimos legales de los tipos penales no son vinculantes para el juez, al poder violarse el principio de proporcionalidad o de culpabilidad de la pena, generando en caso contrario un reproche excesivo para el sujeto. Este razonamiento de la mano del principio pro hominem comienzan a tender una mano para humanizar las penas y a la vez hacerlas más efectivas.

Ahora bien, supongamos que una persona conduciendo su automóvil atropella a otra y le produce lesiones graves, el tipo penal autoriza al juez para aplicarle una sanción que no puede exceder los 15 años de prisión si es un delito doloso y 3 años de prisión o multa de $15.000 más inhabilitación por 4 años si es culposo. Como vemos el juez tiene para elegir entre privarlo de la libertad o sancionarlo económicamente, más inhabilitación.

En igual sentido, si de acuerdo a las características del delito el sujeto "merece" otra clase de medida socializadora, p. ej., acudir a los hospitales a ayudar a las personas lesionadas en accidentes de tránsito a rehabilitarse, forma efectiva y a no dudarlo de concientización del individuo, salvo que se llegue a una suspensión del juicio a prueba, difícil en el caso de ser un delito doloso, el juez tiene las manos atadas para aplicar la pena antedicha. Es decir que desperdiciamos la efectividad de la medida socializadora en el caso de existir "malicia" que podría reducir notablemente esta clase de delitos.

En estos supuestos, no siendo vinculates los mínimos penales para el juez y en base al principio pro hominem, debería poderse aplicar una pena menor y diferente -menos gravosa pero más efectiva- al sujeto para poder socializarse, tomando conciencia de que su actuar fue disvalioso. Por supuesto, respetando el máximo legal, tope al ius puniendi del Estado y respetándose la dignidad de la persona.

Resulta poco creible resocializar a un individuo aplicandole las penas del código penal. ¿En que medida puede cambiarle el comportamiento a un sujeto privarlo de la libertad ambulatoria si su acto delictivo no tuvo que ver con ella? ¿Por qué privar de la libertad a un sujeto que demostró malicia o desinterés en vez de concientizarlo de la importancia de no dañar a otro? No puede ser que para cualquier delito se tenga que aplicar prisión, multa o inhabilitación. Con esas sanciones las penas siguen siendo meramente retributivas.

No hay que discriminar


¿Qué diferencia existe entre una adicción y un mal hábito?

La RAE define la adicción como "Hábito de quien se deja dominar por el uso de alguna o algunas drogas tóxicas, o por la afición desmedida a ciertos juegos." Mientras que al hábito lo define como "Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas." A renglón seguido dice que hábito es "Situación de dependencia respecto de ciertas drogas."

Por lo tanto, una adicción es un hábito que produce dependencia, admitiéndose que hasta podría ser instintiva, y un hábito, situación de dependencia, es una adicción (?) Que raro, suena tautológico.

De todas formas, me interesa más la primera definición de hábito, como un "modo especial de proceder o conducirse
adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas", porque parece demostrar mejor el significado de la palabra.

Ahora bien, pregunto, si la adicción se origina en una tendencia instintiva, al prohibirse determinados hábitos, ¿no estaremos prohibiendo "la forma de ser" innata de determinadas personas? ¿Qué diferencia hay entre prohibir un color de piel y prohibir una expresión de una personalidad? Por supuesto que en el pasado no se prohibía el color de piel, se prohibía que la persona de color (?) viajara junto a las personas con falta de color (?), digamos que como hoy en día se suele hacer, indirectamente se prohibían personalidades, discriminando injustamente en razón de un ideal deber ser.

Por otro lado, un proceder adquirido por repetición, suena mucho a costumbre, a cultura, a usos sociales, que, como tales, pueden ser valorados moralmente. Y es acá donde quería llegar.

Quien crea en una moral absoluta e inmutable está descontextualizado, es un ser del pasado en un presente que no comprende, un presente mutable y relativo, dinámico y subjetivo, que se nutre de la pluralidad de visiones y no del absolutismo, el absolutismo lo dejamos para los monarcas decapitados. Hoy en día no se puede imponer una verdad, porque ella no existe como tal cosa universal.

Entonces, el hábito, modo común del hombre de adquirir estabilidad en una "realidad" inestable, es necesario para equilibrarnos, y si es necesario es bueno (?), pero dependiendo de quién lo analice es malo, por lo tanto ya no tiene sentido valorar el hábito moralmente, porque se autocancela.

De todas formas, la democracia entendida como una "filosofía de vida" necesita de la diversidad, hasta el cansancio habrá que repetir que los distintos sólo son diferentes en la proyección ideal que hacemos, en sustancia, somos la misma cosa, la misma especie, pero con distintos gustos.

Por eso, por favor, no me discriminen.

(YO fumador)

Como hacemos una pericia informatica sobre un e-mail

Después de una discusión en el foro de la Asociación Pensamiento Penal sobre si era posible realizar el delito de amenazas a través de un e-mail (pregunta sobre amenazas) y la respuesta afirmativa de todos los que participaron en la misma, surgió de lo dicho por Peter que era necesario demostrar a través de un perito informatico el envió del e-mail por el imputado y la recepción de la victima.

Pero para eso es necesario manegar el concepto de IP (Internet Protocolo) que nos podría tender una mano si en algún momento necesitamos identificar computadoras.

Una dirección IP es un número que identifica de manera lógica y jerárquica a una interfaz de un dispositivo (habitualmente una computadora) dentro de una red que utilice el protocolo IP (Internet Protocol), que corresponde al nivel de red o nivel 3 del modelo de referencia OSI.

Es habitual que un usuario que se conecta desde su hogar a Internet utilice una dirección IP. Esta dirección puede cambiar al reconectar; y a esta forma de asignación de dirección IP se denomina una dirección IP dinámica (normalmente se abrevia como IP dinámica).

Los sitios de Internet que por su naturaleza necesitan estar permanentemente conectados, generalmente tienen una dirección IP fija (se aplica la misma reducción por IP fija o IP estática), es decir, no cambia con el tiempo. Los servidores de correo, DNS, FTP públicos, y servidores de páginas web necesariamente deben contar con una dirección IP fija o estática, ya que de esta forma se permite su localización en la red. Por ejemplo 200.21.33.44 (más info)

Una vez entendido lo anterior, si se recibe un e-mail y queremos saber el IP de quien nos lo envió, depende del mail que utilicemos es lo que hay que hacer, pero como usualmente se utilizan los mismos paso a enunciar los más comúnes:

I) Si lo recibimos a través del Outlook, le hacemos click con el boton derecho al mensaje y vamos a propiedades, después click en detalles y veremos el IP de quien envió el e-mail y el nuestro.

II) Si lo recibimos a través de Hotmail, abrimos el correo de Hotmail, vamos a Opciones, luego a Configuracion de Pantalla de Correo, una vez ahí, en la última opcion "Encabezados de mensajes" seleccionamos Avanzado.
A partir de ahora, cada vez que abramos un e-mail, en la parte de arriba nos saldran unas palabras y entre ellas veremos una IP, esa es la IP de la persona que te mandó el email.
Otra forma con Hotmail Live es haciendole click con el boton derecho al remiente del e-mail, click en "Ver código de fuente" y buscar "Received: from "xxx.xx.xx.xxx" by web54202.mail.re2.yahoo.com.

III) Si lo recibimos con Yahoo, vamos a Opciones, luego a "Cambiar correo yahoo! clasico", una vez ahí, hacemos click otra vez en Opciones, vamos a "Preferencias Generales" y buscamos "Mensajes", le hacemos click a "Mostrar encabezados completos en los mensajes recibidos".
Una vez hecho esto, entramos a un e-mail y sobre el nombre de la persona que nos lo envió
vemos "X-Originating-IP: xxx.xxx.xx.xx" que sería el IP del remitente.

IV) Otro de los Mails que se suelen utilizar es Gmail, lo que debemos hacer es abrir el e-mail, le damos click a la flechita al lado de "Responder", luego le damos click a "Mostrar original" y buscamos "Received: from smtp-03.xxx.com.ar (smtp-xx.xxx.com.ar [xxx.xx.xxx.xx])" lo que está entre corchetes [xxx.xx.xxx.xx] sería el IP.

Todos estos mecanismos son de utilizadad si no tomamos en cuenta que existen muchos usuarios de internet que se conectan desde IPs dinamicas, desde cyberscafes y desde conexiones wi fi en bares o universidades. Además de que hay usuarios más avanzados que utilizan proxys para eludir mostrar su IP o enmascararla. Todas estas formas van aumentado a medida que evolucionan las tecnologías y por lo tanto se vuelve más dificil encontrar al sujeto.

Igualmente, una vez que conseguimos el IP de la persona podemos averiguar de que parte el mundo es y de que localidad y con un poco más de conocimiento hasta la zona especifica de ubicacion, dirección, nombre del titular de la conexión y hasta su telefono. Pero todo esto depende de la astucia, conocimientos y suerte que tenga la persona que intenta descubrirlo.
Una buena página para conseguir información podria ser Ip-adress.com

Los estupefacientes, el prohibicionismo ante la educación.

Por Francisco N. Ferrón

Creo que lo fundamental en éste tema es la educación de la población en general y del consumidor en particular. Pero esto es diametralmente opuesto al prohibicionismo.

El prohibicionismo -autoritario- no permite el libre juego de los argumentos, sino que intenta determinar de antemano que pienses lo que pienses no importa. Es la típica expresión ipso iure. Y que tanto atenta contra el principio de racionalidad de los actos de gobierno. Justamente, porque la disparidad está en que educar es pensar y prohibir obedecer.

En igual sentido, la prohibición de una conducta lleva aparejado -en mayor o en menor medida- una connotación negativa, que determina la inmoralidad de la acción. No todas las personas pueden diferenciar entre delito y pecado, que mínimamente están –en algo- relacionados.

Dentro de una sociedad como la nuestra -que está en pañales en el entendimiento de lo que es un Estado de Derecho- se genera a través del prohibicionismo, un juego de inmoralidad-tabú-ilicitud. Del cual hay que salir paulatinamente con la evolución de la sociedad. Porque el tabú impide el libre dialogo y el profundo entendimiento de las cosas.

Pero por otro lado, tenemos entendimientos más profundos de la realidad, en donde se comprende que el delito no necesariamente es inmoral y por lo tanto el tabú no juega papel alguno en el asunto. Para estos casos, una norma que prohíba conductas inmorales es perfectamente repudiable. Porque el Estado no puede inmiscuirse en las valoraciones individuales de las conductas, aunque indirectamente lo haga al prohibirla.

Creo que no hay que olvidarse que el placer no es ni fue siempre bien visto, típico ejemplo es el sexo. "Que inmoral son los promiscuos". "Que poco respeto a su persona mantener relaciones sexuales con muchas personas", dicen.

Sin embargo, lo que antes era un tabú, paulatinamente fue y va evolucionando. Hoy en día la libertad sexual es mucho más amplia que en el pasado. Ya no es muy común llegar virgen al matrimonio, si es que se llega.

Con esto quiero decir que la moral -como todos sabemos- va cambiando y que las normas no pueden desoír esa evolución. Porque si una norma es injusta tarde o temprano deja de obedecerse. El papel estático de las normas y el dinámico de la realidad social, tienen que ir armonizándose. Si es que se intenta que no sean simplemente declaraciones vacías y sin sentido.

De todas formas, ésta dicotomía entre el tabú y la inmoralidad van de la mano del oscurantismo, de la ignorancia y de falta de necesidad de modificar la realidad. Una realidad en la cual pienses lo que pienses se debe obedecer, o sea, estamos frente al prohibicionismo.

Por eso, el proceso de entendimiento y de evolución social, es mucho más difícil en estos casos, porque la sociedad tiene que vencer mayores obstáculos para comprender el verdadero substractum de lo real. Pero que, sin duda, puede ser llevado a cabo de todas formas.

Igualmente, si hay que inclinarse por algún tipo de política determinada, lo mejor sería inclinarse por la educativa, que es en la cual se pueden conjugar mejor los derechos individuales con los sociales, respetando la libertad de decisión de cada individuo pero en miras al bien común. Y sin criminalizar conductas que posteriormente son declaradas inconstitucionales por inmiscuirse en la esfera privada de las personas.