Las cárceles no son la solución a los delitos, crea reincidencia

El coordinador de Delegaciones Regionales de la Procuración Penitenciaria de la Nación dijo que las cárceles están superpobladas de “gente humilde”.

Las cárceles no son la solución a los delitos”, aseguró Sebastian Eduardo Galcerán, coordinador de Delegaciones Regionales de la Procuración Penitenciaria de la Nación, en el marco de la jornada de capacitación de centros de detención no penitenciarios, relizado ayer en la ciudad de Posadas.

La jornada de capacitación, a la que asistieron integrantes del Poder Judicial de la Nación, funcionarios nacionales y provinciales, fuerzas de seguridad federales y provinciales; se realizó porque “la Policía Federal y Gendarmeria tienen alojados a muchos detenidos federales”, explicó Galcerán.

En la jornada se analizaron temas relacionados a las necesidades de los reos y cómo deben ser tratados. Uno de los temas más candentes fue la aplicación de la reciente ley de prisión domiciliaria.

Sin embargo, la opinión de Galcerán fue el que desató un gran debate entre los presentes. El coordinador de Delegaciones Regionales de la Procuración Penitenciaria de la Nación manifestó que considera que “las cárceles no son la solución” a los delitos.

El abogado explicó que “en las cárceles siempre los detenidos son gente pobre, humilde, hay que atacar por otro lado la situación de desigualdad que hay en el país, creo que debería ser la educación, el trabajo. Con la creación de más carceles no vamos a palear este deficit que presenta la sociedad, de esta desigualdad”.

Galcerán manifestó que “se ha visto que con más carceles hay más reincidencia. La gente que cae detenido por un delito menor y está cuatro o cinco años preso; sale un delincuente potenciado, porque en la cárcel, en contacto con otro detenidos, se aprende a ser más delincuente”.
Sin embargo consideró que los presos que salen de la prisión con un oficio son lo que no vuelven a cometer delitos.

Explicó que actualmente existe una superpoblación en la mayoría de las cárceles federales, lo que produce problemas de asinamientos y de convivencia.

Sin embargo no ve al arresto domiciliario como al solución, ya que proyecto de ley fue propuesto porque “había muchas madres con menores de edad en las cárceles, y no está bien que el chico crezca con el ruido de las rejas y los gritos de las celadoras”.

Sin embargo, consideró que Argentina no está preparada para que el arresto domiciliario funcione como debería, “tiene que haber un control, preveer un par de cuestiones”.

Partiendo de su teoría de que las cárceles no son una solución, surgió el interrogante de qué hacer con los violadores, a lo que Galcerán manifestó que estas personas “tienen una patología, que la carcel no puede solucionar, detenemos a un violador y cuando sale cual es la solución, vuelve a reincidir en el tema”.

Despenalización de drogas
El coordinador de Delegaciones Regionales de la Procuración Penitenciaria de la Nación se manifestó a favor de la despenalización de la droga para consumo personal.

Galcerán expplicó que “un alto porcentaje de detenidos en las cárceles federales es por droga, y la mayoría es por consumo de droga o por tener una muy escasa cantidad, no por narcotrafico o la comercialización”.

Consideró que el se debería hacer hincapié en la detención de los que comercializan o trafican estupefaciente.”Los que están detenidos son los consumidores, chicos, jóvenes a los que muchas veces se le arruina la vida por tenerlos detenidos cuatro años”.

En cuanto a la hipótesis de que la droga incentiva a la violencia, dijo: “El alcohol es lo mismo y es algo que está despenalizado, ¿cuántas personas son detenidas por violencias familiar bajo los efectos del alcohol? Hay mucha que consume droga y no comete delitos”.
---------------------------
Fuente: Martha Miravete Cicero, INTRAPOSTMUROS.

He aquí, voces lúcidas.

No hay comentarios.: