La seguridad es una quimera



---------------------------------------------------------------------------------

Cuando se hace referencia al término seguridad, usualmente se la asocia al resguardo de la integridad física, siendo en realidad una de las tantas categorías a las que el término realmente alude. Es decir, la seguridad para ser tal debe estar integrada por la seguridad física, la económica, la laboral, la jurídica o institucional, la social, etc.

En igual sentido, cuando se limita el concepto arbitrariamente a la seguridad física, el razonamiento espontaneo es eliminar los factores que pueden llegar a afectarla, partiendo de la base de que el principal factor de la inseguridad física es la interacción entre las personas. Si esto fuera cierto, con limitarla o eliminarla se solucionaría el problema. Sin embargo, el hombre es un animal social que necesita de la relación con sus semejantes.

El mundo tiende a la globalización, a generar vínculos de conexión entre los distintos pueblos, para el intercambio de bienes y servicios, de materias primas, de productos, de información, de tecnologías, etc. La globalización "bien" entendida, fortalece los puntos de contacto entre los países, en base al respeto mutuo y a la tolerancia. Si esto no fuera así, no tendría sentido defenderla. Si fuera para colonizar e imponer verdades, para destruir culturas y devastar los recursos naturales de los pueblos en etapa de desarrollo, no debería defenderse, es más, todo lo contrario, habría que repudiarla. Es por eso, que toda medida que tienda a aislarnos no sería acorde al momento histórico.

Ahora bien, el principal problema -a mi entender- que enfrentan las sociedades contemporáneas, es la masiva propaganda que se realiza sobre el valor de la seguridad, por supuesto, entendida ésta como la "estabilidad" o "predicción" que pueden inferir las personas sobre el comportamiento de sus pares. O sea, saber que otra persona no le va a pegar un tiro o no lo va a robar. Sin embargo, el crimen es impredecible, aunque existan muchos doctrinarios que quieren ver "cierta relación de causalidad" entre los factores criminogenesicos [o génesis del crimen] y el resultado delito.

Es cierto que la criminología algo avanzó, pero sólo dio unos pocos pasos, aun no pudo desligarse del causalismo. También es cierto que es preferible afirmar que el delito es el "resultado" de la marginación social, del desempleo, de la violencia estructural del sistema político, etc, porque con eso tendemos a generar inclusión social, algo valioso en sí mismo. Sin embargo, con estas premisas, no se logra explicar por qué delinquen personas acomodadas en los estratos más altos del poder adquisitivo.

Por otra lado, y con especial referencia al video, destaco lo efectivas que fueron las continuas propagandas sobre inseguridad en la población, aceptando sumisamente que monitoreen cualquier actividad en la calle, como si viviéramos en gran hermano. A posteriori entendemos que querían poner cámaras y para eso hicieron tanta propaganda.

No hay comentarios.: