¿Para qué le voy a hacer caso a la ONU si total se formó después del genocidio a mi pueblo?

Hay personas ilusas que creen en los derechos humanos de todos los seres humanos, valga la redundancia, y que ante acciones violentas de pueblos "hermanos" no desearían ver una guerra. La guerra es la máxima acción de violencia que puede desplegar un pueblo contra otro pueblo, es la realidad contraria al ideal paz, la guerra es lo que no debería ser nunca. En fin, sólo un pueblo insano puede querer la guerra. Nadie en su sano juicio podría querer exterminar un pueblo, eso hay que dejarlo para la historia negra de la humanidad, y por la cual se creó la ONU, es decir por el exterminio sistemático del pueblo hermano judío, del gitano, etc.

Cualquier persona no demasiado lucida puede ver que si se crea todo un sistema de protección de la vida, la libertad, la dignidad, etc., de los pueblos, para evitar su menoscabo, sea del lado que sea, contradecir el sistema es tan peligroso como reducirlo a simple postulados formales. Es decir, que si nos limitamos a afirmar formalmente su existencia, pero no los ponemos en práctica volviéndolos postulados materiales, cualquier podría decir que no existen. Porque lo formal es simplemente una abstracción, y lo material es lo realmente realizado.

La guerra entre los pueblos, demuestra qué tan bestias seguimos siendo, y que no hemos aprendido nada.Ahora bien, para no variar cito una noticia que puede leerse en (click me) y que demuestra la postura de la ONU, aunque para qué la vamos a respetar, si son sólo declaraciones formales.





02 de enero, 2009 El relator especial de la ONU para los territorios palestinos ocupados, Richard Falk, sostuvo hoy que la política de asesinato selectivo de líderes civiles viola las leyes humanitarias internacionales. Según informes de prensa, un alto líder de Hamás murió cuando bombarderos israelíes atacaron su vivienda, matando también a sus cuatro esposas y a nueve de sus hijos.

“Una circunstancia como esa, en la que el blanco es una persona que vive con mujeres y niños, considerados civiles, constituye un crimen de guerra”, indicó Falk en entrevista con la Radio de Naciones Unidas.

Por otra parte, Falk lamentó que la clasificación de Hamás como agrupación terrorista sea utilizada para justificar los ataques de los últimos días, y para evitar cualquier tipo de diplomacia.

Dijo que Hamás ha ofrecido en forma consistente treguas a largo plazo que han sido ignoradas por Israel y por muchos diplomáticos, y mal informadas por los medios de comunicación.

Todo eso contribuye a un entendimiento equivocado de quién es responsable por el resurgimiento de la violencia, opinó Falk.